Spinning: pros, contras y cómo realizarlo

El spinning es una de las tendencias de ejercicios más interesantes para este nuevo año. Cuenta con innumerables beneficios para tu organismo y tu salud mental, por lo cual, es muy importante conocer todo lo que se debe tener en cuenta de esta disciplina, para poder realizarla correctamente. 

¿En qué consiste el spinning?  

El spinning es considerado como una disciplina de ejercicio aeróbico. Del mismo modo, se trabaja todo el sistema cardiovascular porque este ejercicio se realiza sobre una bicicleta estática y especial para fortalecer y tonificar las piernas y los músculos. 

Por lo general, este tipo de ejercicios se puede realizar cuando te inscribes en un gimnasio, aunque hay quienes prefieren adquirir la bici estática y realizar los mismos ejercicios en casa. En cualquier caso, lo más importante es contar con el visto bueno de un profesional, que te ayude a asegurarte de estar en la capacidad física necesaria para asumir este desafío. 

Sin embargo, no es en realidad un ejercicio muy limitante. Se puede realizar sin importar la edad que tengas e, inclusive, hay quienes recomiendan este tipo de prácticas para mujeres embarazadas. Claro está, en caso de que así se practique, es importante realizarlo con una intensidad baja. 

spinning pros y contras

Tipos de bicicletas para practicar spinning 

Existen algunos tipos de bicicletas que se utilizan para practicar spinning pues, en este ejercicio, la bicicleta es el elemento más importante. La misma, debe tener un disco de inercia que permita seguir realizando el movimiento en todo momento, para brindar un ejercicio más natural y ayudar a disminuir el cansancio. 

En ese sentido, existen tres tipos de bicicletas que tradicionalmente se utilizan para practicar spinning, aunque cada una persigue finalidades diferentes:

  • Bicicleta estática, utilizada para trabajar con menor impacto y una cómoda postura.
  • Bicicleta elíptica, que persigue la finalidad de pedalear siempre por ti mismo y trabajar todo el cuerpo.
  • Bicicleta de spinning, que se encuentra siempre a la misma intensidad y velocidad.

Al practicar spinning y aún cuando escojas una bicicleta estándar para lograrlo, es necesario ajustar la altura y la distancia del manillar a la altura y las características específicas de tu cuerpo. Esto con la finalidad de no forzar tu postura en el proceso y terminar lesionando. 

¿Cómo practicar spinning? 

Una vez que le agarras la idea a la práctica del spinning, se convierte en una actividad sencilla y muy beneficiosa. Sin embargo, si eres principiante en esta disciplina, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos: 

Mantente hidratado 

La mejor forma de garantizar el rendimiento del organismo es manteniéndote hidratado. De hecho, al ser el spinning un ejercicio que trabaja especialmente el sistema cardiovascular, las probabilidades de perder agua mediante el proceso de sudoración son más elevadas.

Por esta razón, lo recomendable es consumir agua justo unos minutos antes de empezar el entrenamiento e inmediatamente después de terminar. Asimismo, es recomendable beber agua a lo largo del día. 

La postura es lo más importante 

Tener una posición adecuada mientras realizas spinning te ayudará a evitar lesiones y contracturas en la espalda. Para ello, no solo es importante ajustar la silla, sino también mantener la espalda recta en todo momento.

Realiza calentamientos antes y estiramientos después 

Antes de comenzar a practicar spinning, nunca te olvides de calentar. Con un sencillo calentamiento, estarás protegiendo todo tu cuerpo de sentirse indispuesto tras empezar con la actividad física que va desde moderada hasta intensa. 

Además, tras terminar la rutina de spinning, es recomendable realizar algunos estiramientos que te ayuden a relajar los músculos y evitar la rigidez que ocurre de forma inmediata. Esta será la mejor forma de no sentir tanto las consecuencias del ejercicio intenso. 

Siempre escucha a tu cuerpo 

Durante los primeros días del entrenamiento, es bastante probable que a tu cuerpo le cuesta agarrar el ritmo de trabajo. Por esta razón, es muy importante no demandarse y aguantar hasta donde sientas la capacidad, aún teniendo en cuenta que la única forma de avanzar es esforzándote un poco más cada vez. 

Como podrás notar, es importante mantener el equilibrio entre lo que tu cuerpo necesita y el esfuerzo imprescindible para ir viendo progresos. Para lograrlo, no hay nada mejor que tener un diálogo sincero con tu cuerpo y escuchar lo que te pide. 

Beneficios de practicar spinning 

El spinning es una de las prácticas deportivas que mejores resultados proporciona en el menor tiempo posible. Por ello, iniciar tu vida fitness con esta práctica es una excelente alternativa que te dejará algunos beneficios como los siguientes:

Tonificar el cuerpo 

Al practicar spinning, estarás trabajando el tren inferior y superior del cuerpo a alta intensidad. Por ello, podrás tonificar los músculos más importantes de tu organismo: los glúteos. De esa manera, tendrás una figura estéticamente más agradable y resistente.

Mejora el sistema cardiovascular 

Practicar spinning te ayudará a cuidar tu corazón, que se suele ver afectado por el sedentarismo y la falta de ejercicios cardiovasculares. Además, si eres una persona que suele sufrir de problemas de circulación, esta práctica te ayudará a evitar calambres y problemas circulatorios. 

Asimismo, por medio de esta práctica reduces los altos niveles de colesterol (mientras bajas de peso) y prevenir enfermedades degenerativas relacionadas con el corazón y los pulmones. 

Mejora el estado de ánimo 

Practicar spinning te ayuda a liberar endorfinas, por lo cual, tu estado de ánimo mejorará notablemente, especialmente si eres una persona que suele estresarse. Esto, por su parte, beneficiará todas tus relaciones personales, pues te ayudará a afrontar la vida desde otra perspectiva y ser más amigable y empático. 

Complicaciones del spinning 

La verdad es que el spinning es una práctica bastante segura que no suele generar complicaciones o lesiones. Sin embargo, durante las primeras prácticas puede ser difícil acostumbrarse y, por ello, desarrollar dolor en los músculos del cuello y en las cervicales. 

También es importante asegurarte de mantener una postura adecuada y no realizar demasiada fuerza pues, aplicar fuerzas constantes puede ocasionar fallos renales. Esto, por su parte, puede dejar consecuencias irreversibles a todo tu organismo, por lo cual, lo mejor es ir poco a poco y con prudencia. 

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general