¿Qué es una sobrecarga muscular?

Practicar algún deporte en exceso o hacer una mala ejecución de algún ejercicio puede producir una lesión o una sobrecarga muscular. La sobrecarga muscular es más común de lo que se puede creer, sobre todo en personas que practican con constancia algún deporte. 

¿Qué se conoce como sobrecarga muscular?

Básicamente se define la sobrecarga muscular como una contracción involuntaria y continua que sufren las fibras musculares, esto ocurre debido a lo que anteriormente hemos mencionado. Cuando hay sobrecarga muscular, tratar de ejercitarse o de presionar los músculos suele ser muy doloroso. La sobrecarga muscular comúnmente ocurre en los músculos de las extremidades superiores, el cuello y los hombros. 

Cuando ocurre una sobrecarga muscular es importante acudir de inmediato a un médico especialistas, ya que a partir de ello se pueden ir generando otro tipo de lesiones como contracturas, fracturas, tendinitis, roturas en las fibras, entre otros. 

¿Cómo saber si tenemos una sobrecarga muscular?

Es muy sencillo determinar a través de qué síntomas sí estamos experimentando una sobrecarga muscular, y es importante conocer cuáles son esos síntomas, pues al inicio de la sobrecarga se puede tratar y evitar problemas mayores.

  • Dolor y pesadez en unos músculos en específico
  • Hormigueo en la zona afectada
  • Molestia en las articulaciones
  • Adormecimiento repentino en una zona
  • Debilidad o sensación de fatiga en los brazos, manos y piernas
  • Dolores irregulares en la espalda o cuello
  • Falta de movilidad

Estos son los signos de advertencia o los síntomas que indican que nuestro cuerpo está en sobrecarga muscular. En algunos casos los síntomas aparecen y desaparecen, pero de igual forma es importante no ignorarlos y acudir a un médico especialista para que se puedan evitar problemas mucho más graves. 

Si ignoramos los síntomas y no hacemos un tratamiento para la sobrecarga muscular, es posible que al principio solo se nos impida hacer deporte o ejercicios, pero con el pasar del tiempo realizar actividades simples se vuelve difícil de ejecutar si la sobrecarga muscular es grave. 

sobrecarga muscular

¿Qué hacer si ya tengo una sobrecarga muscular?

Una sobrecarga muscular no es considerada una lesión grave ni una emergencia, pero sabemos que no tratarla puede llevar a tener problemas graves, además de que el malestar que ocasiona impide que se realicen ejercicios, deportes y actividades diarias de manera normal. 

Se puede tratar de diferentes maneras la sobrecarga muscular. Primero está la conocida electroestimulación, que es una técnica aplicada en clínicas o centros médicos que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo en la zona afectada, lo que acelera el proceso de recuperación. 

Otro tipo de tratamiento para la sobrecarga muscular son los estiramientos, estos se pueden hacer en casa sin necesidad de ayuda médica. Los estiramientos deben ser suaves para ir poco a poco liberando la tensión que hay en los músculos. Para mantener estimulado el músculo afectado y facilitar la circulación, se debe acompañar los estiramientos con baños de agua en temperatura fría. 

Y por supuesto, la opción más recomendada es acudir a un profesional médico, en este caso un fisioterapeuta. Son ellos los que evalúan qué tanto de sobrecarga muscular hay y cómo debe ser el tratamiento que se debe seguir. Normalmente ellos realizan rehabilitación por medio de masajes con técnicas médicas avanzadas que alivian los dolores y relajan los músculos en un tiempo óptimo. Un fisioterapeuta además es quien puede dar la información necesaria sobre cómo evitar que vuelva a ocurrir una sobrecarga muscular o lesiones a futuro. 

No hay edad para sufrir sobrecarga muscular, pero si las lesiones pueden variar. En cualquiera de los casos y sin importar el tipo de lesión un especialista puede ofrecer el mejor tratamiento para la sobrecarga muscular. 

Consejos para prevenir una sobrecarga muscular

La sobrecarga muscular es muy común, pero se puede evitar siguiendo estos consejos:

  • Calentamiento deportivo. Hacer un buen calentamiento deportivo antes de comenzar una rutina de ejercicio o a practicar algún deporte es algo muy importante, esto ayuda a que los músculos se vayan adaptando al esfuerzo físico
  • Rutinas de estiramiento. Así como es importante el calentamiento antes de comenzar a entrenar. Al terminar con una jornada de ejercicios también es necesario que se hagan algunos estiramientos, esto ayuda a que el cansancio muscular disminuya. 
  • Entrenar de acuerdo al nivel físico. El sobreentrenamiento también es muy común en muchas personas del deporte, conseguir una meta es algo que obsesiona y hace que ocurra este problema. Es importante que la jornada de entrenamiento se haga de acuerdo al nivel físico de una persona, lo recomendables es que sea un entrenador quien establezca como y cuales ejercicios debe realizar cada deportista. 
  • Descanso en el entrenamiento. Muchas personas no descansan en medio del tiempo de entrenamientos, razón por la cual ocurren las lesiones o sobrecarga muscular. Entre cambios de tipos de entrenamiento es importante incluir un tiempo de descanso
  • Hidratación. Nuestro cuerpo necesita estar hidratado para poder cumplir con retos físicos. Estar bien hidratados antes, durante y después de los entrenamientos es sumamente importante. 
  • Asistir a un fisioterapeuta. Este punto es importante sobre todo para las personas que han sufrido ya lesiones o quienes hacen constantes ejercicios que requieran de mucha fuerza física. Una evaluación en ocasiones con un especialista no estaría demás. 
  • Uso de equipo adecuado. Si vamos al gimnasio y los equipos los usamos de manera incorrecta o si estos están en mal estado, estaremos corriendo el riesgo de que ocurra algún accidente o de sufrir una sobrecarga muscular. 

Siguiendo estos consejos se puede evitar sufrir de una sobrecarga muscular. Sabemos que es importante ejercitarnos para vernos y sentirnos bien, además de lucir una buena figura, ejercitarnos nos ayuda en la mente y el organismo, por lo que hacerlo tiene infinitos beneficios. Pero debe ser importante que se haga de la forma correcta, pues una lesión o algún tipo de accidente puede dañar nuestra rutina saludable. Ante una pequeña o gran lesión se recomienda asistir a un médico profesional o un fisioterapeuta para tratarla de inmediato.

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general