Me he roto menisco, ¿qué es?, ¿qué puedo hacer?

La rotura de menisco es una lesión muy dolorosa que, en algunas ocasiones, resulta difícil de identificar. A continuación, te contaremos todo lo que debes saber sobre una rotura o lesión de menisco, y que debes hacer si te está ocurriendo.

¿Qué son los meniscos? 

Los meniscos son fibrocartilagos que se ubican en las piernas, específicamente entre el fémur y la tibia. Gracias a los meniscos, tu cuerpo puede soportar tu propio peso y ayudar a la rodilla a moverse y realizar diversas actividades físicas cotidianas o deportivas. 

Por ello, cada persona tiene dos meniscos en cada rodilla. Uno de ellos es el menisco interno y el otro el menisco externo, aunque el menisco interno tiene mayores posibilidades de lesionarse. Esto se debe a su posición y funciones. 

Y es que las lesiones de menisco son mucho más comunes de lo que parece, ya que la zona de la rodilla es una de las que más probabilidades tienen de desgastarse, especialmente con el paso de los años.

rotura de menisco

¿Cuáles son las funciones del menisco? 

Los meniscos son uno de los componentes del cuerpo de los que menos se sabe. De manera específica, algunas de las principales funciones que cumplen estas fibras cartilaginosas en tu cuerpo son las siguientes: 

Brindar estabilidad al cuerpo

Sin duda alguna, la principal función de los meniscos es dar estabilidad al cuerpo. Esto es gracias a un trabajo conjunto que realiza el menisco interno y externo, con los ligamentos y los músculos isquiotibiales. De manera que cada uno de los componentes de la rodilla es importante para brindar firmeza. 

Soportar impactos 

La rodilla y, específicamente, el menisco, es el encargado de soportar los impactos relacionados con saltos, golpes o actividades deportivas. Por ejemplo, en prácticas como el basquetbol, el menisco desenvuelve un papel imprescindible. 

Soporte de cargas 

Los meniscos ayudan a soportar el peso corporal, por ende, son los encargados de que puedas caminar de forma correcta. Parece una función obvia, pero la realidad es que el menisco tiene una función muy importante.

¿Por qué se puede romper el menisco? 

El desgarro de menisco ocurre cuando realizas un movimiento inadecuado, o cuando la rodilla debe soportar el peso del cuerpo en una mala posición. Es por ello que cualquier está expuesto a un desgarro de menisco, aunque las causas más comunes son las siguientes: 

Actividades deportivas 

Cualquier actividad deportiva significa un factor de riesgo para el desgarro del menisco. Esto se debe a que, al realizar actividad física, es muy importante ejecutar todos los movimientos de la forma adecuada, pues de lo contrario, se puede realizar un movimiento forzado que genere el desgarro o la lesión.

Por ello, siempre es recomendable realizar un calentamiento previo antes de iniciar cualquier tipo de actividad física. Con el calentamiento previo, disminuyen las posibilidades de sufrir un desgarro. 

Complicaciones de pisada

Hay personas que tienen complicaciones de pisada y, lo cierto es que estos problemas pueden hacerte más propenso a sufrir un desgarro de menisco. Esto se debe a que el  pie desenvuelve un papel fundamental en la estabilidad del menisco. 

En este caso, lo más recomendable es realizar un estudio previo de pisada y así poder conocer cuáles son las características de la tuya. En caso de que tengas algún problema o complicación de pisada, debes seguir todas las indicaciones del médico para evitar desgarros o lesiones en el menisco. 

Problemas anatómicos y degenerativos 

No todas las personas tienen las mismas características físicas de nacimiento. Por ello, personas con complicaciones como pie de equino varo pueden tener los meniscos más comprimidos, y ser mucho más propensos a sufrir desgarros en el menisco. 

Asimismo, con el paso de los años, las probabilidades de padecer de esto son mucho más altas; las personas mayores tienen los ligamentos y tendones más desgastados, así como también los huesos y fibras cartilaginosas, de manera que cualquier sencilla actividad puede ocasionar el desgarro de menisco. 

Síntomas de desgarro de menisco 

El desgarro de menisco es prácticamente inmediato; esto significa que, una vez se produzca, vas a empezar a manifestar los síntomas. Por lo general, estos aparecen alrededor de 24 horas después de haber sufrido la lesión y entre los síntomas se encuentran los siguientes: 

  • Dolor persistente en la zona de la rodilla.
  • En los casos más graves, inflamación en la zona.
  • Incapacidad de extender o mover la rodilla.
  • Sonido de chasquido.

Además, muchas personas tienden a sentir que la rodilla ‘’se les va’’. Esto quiere decir que presenta incapacidad para mantenerse de pie o con las piernas firmes durante un par de minutos, pues el menisco está inestable y lesionado.

¿Qué debo hacer ante un desgarro en los meniscos? 

Lo primero que debes hacer tras empezar a notar los síntomas de un desgarro de menisco es acudir de forma inmediata a un médico especialista. Este puede ordenar algunos estudios para identificar y diagnosticar la lesión. 

Una vez confirmado el diagnóstico, el médico te enviará un tratamiento que incluya analgésicos de venta libre para mantener el dolor controlado y también mantener reposo durante algunos días. El reposo involucra, especialmente, no realizar actividades que puedan afectar o desgastar tu rodilla. 

El tiempo de reposo durará el tiempo necesario para tratar la gravedad de tu desgarro de menisco, por lo cual, no existe un plazo absoluto, sino que esto se ajusta a tus condiciones personales. 

¿El desgarro del menisco requiere cirugía?

Esta es una de las dudas más comunes relacionadas con el desgarro de menisco. Sin embargo, debes saber que en la mayoría de casos, la lesión en uno o ambos meniscos suele ceder por sí misma. Por ello, no se requiere cirugía, ya que con el tratamiento adecuado podrás mejorar correctamente. 

Solo en los casos más graves se suele indicar cirugía, y esto ocurre cuando la rodilla se bloquea y provoca incomodidad para moverte. El tratamiento quirúrgico se realiza para recortar el menisco afectado, haciendo uso de un artroscopio. 

En algunas personas, con condiciones más graves y problemas degenerativos, se puede recomendar un reemplazo de rodilla; ya que el desgarro de menisco genera problemas de estabilidad y desgaste a toda la zona de la rodilla.

Western New York Urology Associates: Desgarro meniscal

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general