Lumbalgia: Qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Las molestias en la espalda y en la zona lumbar pueden llegar a ser debilitantes, a tal punto que te terminan inhibiendo de todas las capacidades necesarias para llevar el día a día. Por esta razón, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre la lumbalgia, así como también los mejores consejos para evitarla.  

¿Qué es la lumbalgia? 

La lumbalgia, también conocida como lumbago, es una dolencia que se origina en la parte baja de la espalda. Normalmente, la lumbalgia no es en sí misma una patología sino un síntoma de un problema aún mayor, aunque esto depende del tipo de síntomas y de la duración.

En la actualidad, se conciben distintos tipos de lumbalgia, según la intensidad del dolor. De esa manera, la lumbalgia aguda es aquella que dura menos de cuatro semanas, la lumbalgia subaguda es aquella que dura entre cuatro y doce semanas, y la lumbalgia crónica se manifiesta durante un tiempo mayor a tres meses. 

que es la lumbalgia

Síntomas de la lumbalgia

Los síntomas de la lumbalgia pueden resultar diversos de una persona a otra. Sin embargo, lo que sí es cierto es que, en la mayoría de los casos, se trata de un dolor muy intenso en la espalda baja que le impide a las persona realizar sus actividades diarias. Además, se manifiestan los siguientes síntomas:

Dolor constante que se intensifica 

Tal como te contábamos hace un par de líneas, el principal síntoma es un dolor constante que se mantiene desde la parte baja de la espalda hasta zonas como la ciática, el muslo, la nalga o el riñón. 

Sin embargo, el dolor se intensifica al realizar ciertas actividades como inclinarse hacia adelante, o en ciertos momentos del día como la noche. Además, la persona no se puede mantener mucho tiempo de pie o acostada porque el dolor empeora hasta niveles muy elevados. 

Entumecimiento o cosquilleo 

Dependiendo de la causa que esté ocasionando la lumbalgia, otro de sus síntomas es una sensación de entumecimiento o cosquilleo en la nalga o en la pierna. Este entumecimiento se extiende hasta el pie en algunas ocasiones. 

De hecho, hay personas que alegan sentir un cosquilleo constante a lo largo de toda una pierna, mientras que la otra se mantiene prácticamente normal.

Causas de la lumbalgia 

Las causas de la lumbalgia son muy diversas y para conocer cuál fue el desencadenante en particular, es importante acudir a un médico especialista. Sin embargo, algunas de las causas más comunes son las siguientes: 

Una situación específica 

En algunas ocasiones, la lumbalgia se presenta como consecuencia de realizar una acción o actividad en particular. Por ejemplo, agacharse para recoger un objeto o levantarse de una forma inadecuada. 

Incluso, la lumbalgia se puede presentar también luego de haber hecho ejercicio de una forma incorrecta o de haber levantado demasiado peso en la rutina de entrenamiento. Por esta razón, es muy importante realizar los ejercicios correctamente. 

Envejecimiento 

Es una realidad. A partir de los 30 años, el cuerpo empieza a degenerarse, especialmente lo que corresponde a huesos y articulaciones. Por esta razón, las personas muy mayores tienden a padecer de lumbalgia y de sufrir de dolores excesivos en la ciática. 

Actividades muy demandantes y repetitivas 

Al realizar actividades muy demandantes o en exceso de forma repetitiva, puedes correr el riesgo de padecer lumbalgia. Por ejemplo, aquellas personas que se dedican a entrenar constantemente y participan en competiciones deportivas, tienen mayores riesgos de lesionarse que aquellas personas que son sedentarias. 

Además, hay que tener en cuenta también que aquellas personas que mantienen constantemente una mala postura pueden desarrollar este padecimiento. Por ello, es necesario sentarse correctamente y mantener la espalda recta en todo momento, especialmente al trabajar en oficinas. 

Disco herniado 

En algunas ocasiones, motivado a diversas circunstancias, la persona puede sufrir de una hernia de disco. La misma ocurre cuando el núcleo del disco vertebral se sale de sí y empieza a ejercer presión en la zona, causando un dolor que resulta desgastante. 

En estos casos, es muy común sentir cosquilleo u hormigueo a lo largo de toda la pierna porque el disco herniado también presiona los nervios, causando sensaciones nerviosas dolorosas. 

Desgaste de disco 

La degeneración de disco también puede ser una de las causas de la lumbalgia. Naturalmente, esto se presenta en personas mayores cuyo organismo se ha empezado a deteriorar, aunque también lo pueden padecer aquellas personas que sufren de alguna enfermedad degenerativa o que afecta esta región. 

Distensión muscular 

Se trata de la causa más común y se suscita cuando un ligamento de la espalda se estira o desgarra. Este tipo de desgarros pasa prácticamente desapercibido a nivel visual, pero en general es un dolor desgastante para la persona que lo padece. 

La distensión muscular también es producto de movimientos bruscos o muy rápidos, especialmente en aquellas personas que ya no cuentan con las condiciones aptas para soportar algún tipo de lesión en los ligamentos o músculos, precisamente porque estos se encuentran más deteriorados. 

¿Cómo se diagnostica? 

Para diagnosticar la lumbalgia, es muy importante acudir a un médico especialista de confianza que pueda realizar una valoración profesional. En muchas ocasiones, el profesional se encargará de realizar algunas preguntas y palpar la zona puede ser suficiente para generar el diagnóstico. 

No obstante, también hay casos en los que puede resultar necesario realizar una resonancia magnética o una tomografía que permite observar el estado de los discos y la situación lumbar.

Tratamiento de la lumbalgia 

El tratamiento de la lumbalgia es muy variado y se enfoca en resolver la causa que lo está ocasionando. Normalmente se recetan medicamentos para el dolor que pueden ingerirse de forma oral o también se pueden inyectar. 

Además, se sugieren terapias con calor que permitan aliviar la distensión de los músculos y descansar del dolor. Sin embargo, en los casos más graves se puede considerar intervenir quirúrgicamente para arreglar el problema de discos que se esté presentando, aunque no suele ser muy común.

La lumbalgia es una complicación más común de lo que parece que se presenta en la mayoría de la población en cualquier momento de su vida. 

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general