La rabdomiólisis, causas, síntomas, tratamiento, ¿qué es?

Al realizar ejercicio, es muy importante ejecutar todos los entrenamientos de la forma adecuada y bajo supervisión de un entrenador profesional, pues esta es la única forma de evitar severas consecuencias, como por ejemplo, la rabdomiolisis, que puede desembocar, inclusive, en la muerte.

¿Qué es la rabdomiólisis? 

La rabdomiólisis es una patología que se produce cuando es liberado al organismo todo lo que se encuentra en el interior de las fibras musculares. Esto hace que se produzca una especie de intoxicación en el organismo muy difícil de solventar, y en la mayoría de ocasiones desemboca en una falla renal inevitable. 

Entre los síntomas de la rabdomiólisis se encuentra un dolor intenso que no cesa, aunque de forma más específica, las muestras más evidentes de que algo anda mal son las siguientes: 

rabdomiolisis

Problemas de orina 

La principal consecuencia de la rabdomiólisis es el daño en los riñones, que son los principales órganos responsables de la producción de orina. Es por esto que entre los síntomas más comunes de esta patología se encuentra presentar alteraciones en la orina, como por ejemplo, tardar mucho tiempo al orinar o presentar dolor. 

Un síntoma que es indicador de que ocurre algo mucho más grave es presentar sangre en la orina, u orinar de color extremadamente oscuro, en cuyo caso es necesario acudir con urgencia a un médico de confianza. 

Dolor muscular 

Tal como te contábamos al inicio, el principal síntoma de la rabdomiólisis es el dolor muscular, que se presenta especialmente en el músculo y la zona afectada por esta condición. En algunos casos, no solo se trata de dolor sino también de rigidez y debilidad, lo que impide llevar una vida normal. 

Aumento de peso 

Se trata de un síntoma inevitable y que muchas veces pasa desapercibido. Al estar presente en el organismo todos aquellos componentes que se encuentran dentro de las fibras musculares (tales como el magnesio o el potasio), puede existir una notable retención de líquidos. 

Convulsiones 

Entre los síntomas más graves, que funcionan como indicador de la gravedad de la patología, se encuentran las convulsiones, que se producen cuando el daño a los tejidos es prácticamente inminente. Por esta razón, se requiere atención médica urgente. 

Causas de la rabdomiólisis 

La causa más común de la rabdomiólisis es el exceso de ejercicio y la falta de descanso muscular. Cuando una persona realiza ejercicio, especialmente aquellos que buscan el crecimiento muscular, las microfibras de los músculos se rompen, causando heridas mínimas que generan algo de dolor. 

Sin embargo, estas heridas sanan o se reponen con algo de descanso y alimentación, razón por la cual un entrenador profesional recomienda descansar un par de días entre las rutinas o entrenamientos de una zona específica, de manera que no se trabaje la misma zona todos los días. 

Cuando el ejercicio es frecuente en la misma zona y no existe ninguna rutina de descanso, es bastante probable que estas microfibras sufran desgarros mayores, generando esta enfermedad y ocasionando graves consecuencias al organismo, especialmente a los riñones. 

También existen otras posibles causas de esta enfermedad, y entre ellas se encuentran los traumatismos severos. Por ejemplo, cuando ocurren quemaduras graves que generan gran impacto en el tejido, los componentes del torrente sanguíneo se pueden liberar al organismo. 

En cualquier caso, los riñones son uno de los órganos más importantes del cuerpo pues, cuando estos fallan, puede ocurrir una falla renal que genere daño a todos los demás tejidos del cuerpo. 

¿Cómo se realiza el diagnóstico? 

Para diagnosticar la rabdomiólisis se realizan una serie de exámenes médicos, entre los que se encuentran análisis de orina y muestras de sangre para determinar el nivel de creatinina o de mioglobina urinaria. 

Lo natural es que los resultados de estos exámenes salgan alterados, cuando se padece esta enfermedad. Esta es, sin duda alguna, la forma más sencilla de diagnosticar el padecimiento de rabdomiólisis. 

Tratamiento de la rabdomiólisis 

Lo más importante para determinar el diagnóstico y futuro tratamiento de la rabdomiólisis es la detección temprana. La peor de las consecuencias de esta enfermedad es la muerte, y esta solo se produce cuando una persona tarda mucho tiempo en darse cuenta de que está ocurriendo algo fuera de lugar. 

Normalmente, el tratamiento consiste en tratamientos intravenosos con componentes que permitan el rápido desecho de la mioglobina en la orina, el principal componente de la sangre  que se libera al organismo con esta enfermedad. Para ello, se puede hacer uso de diuréticos. 

En los casos más graves, cuando el daño ha sido irreversible, se recomienda realizar diálisis para ayudar a funcionar a los riñones, luego del daño que le ocasionaron los componentes de la sangre liberados como producto del desgarro muscular que se ocasionó. 

¿Cómo prevenir la rabdomiólisis? 

La buena noticia es que, siguiendo las indicaciones adecuadas, la rabdomiólisis por esfuerzo (es decir, aquella que se produce por ejercicio intenso) se puede prevenir fácilmente. Para ello, es muy importante tener en cuenta los siguientes consejos: 

Descansar tras los entrenamientos 

Cuando realices entrenamientos que demanden un esfuerzo muscular excesivo, lo mejor es tomar un par de días de descanso, especialmente cuando eres principiante o no estás acostumbrado a ello. De esta manera, podrás prevenir el desarrollo de desgarros o lesiones musculares.

Mantenerte hidratado 

Asimismo, es de gran importancia mantenerte hidratado antes, durante y después de cada entrenamiento. La cantidad de líquidos adecuados en el organismo te permitirán cuidar los músculos y brindarles la hidratación necesaria para evitar grandes desgarros.

Prevención ante los golpes de calor 

Si te encuentras en una zona muy calurosa durante el verano, es importante que sepas que no debes utilizar prendas de vestir adicionales, pues de lo contrario podrían producirse graves desgarros. Además, si estás teniendo un golpe de calor, se recomienda meter todo tu cuerpo en agua fría. 

Muerte por rabdomiólisis  

Si bien es cierto que no es muy común, la muerte por rabdomiólisis es una realidad que se produce como consecuencia de diversas complicaciones de la patología. Entre estas complicaciones, destaca la insuficiencia renal aguda tras un diagnostico tardío y el estado de shock, como consecuencia de la dificultad de recibir un flujo de sangre normal. 

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general