Jogging, ¿qué es? Propiedades y beneficios

Últimamente, el jogging es una práctica deportiva que se encuentra en tendencia, precisamente por sus propiedades y beneficios. Por ello, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre el jogging, así como los mejores consejos para iniciar con esta práctica deportiva. 

¿En qué consiste el jogging? 

El jogging es una práctica deportiva que se realiza trotando de forma pausada y lenta. El término fue empleado por primera vez en el año 1960, cuando trató de describir la actividad que realizaban sus alumnos para mantenerse en forma, ya que era entrenador de boxeo. 

En ese sentido, el jogging hace referencia a realizar prácticas lentas pero constantes. Sin embargo, esto no significa que sea una práctica exhaustiva, es decir, es un entrenamiento de corta y lenta duración; por ello, es una práctica apta para prácticamente cualquier persona. 

jogging

Beneficios del jogging 

Practicar jogging proporciona innumerables beneficios, precisamente porque es una disciplina sencilla, a comparación de otros tipos de prácticas. De manera más específica, los beneficios del jogging abarcan las siguientes características: 

Mejorar resistencia aeróbica 

La resistencia aeróbica hace referencia a la capacidad del organismo para realizar ejercicios con poco esfuerzo. Por ello, el jogging es la práctica perfecta para mejorar este tipo de resistencia. 

Evidentemente, la resistencia aeróbica proporciona grandes beneficios para tu salud; debes saber que este tipo de práctica te permitirá mejorar el sistema inmunológico, porque mantiene el exceso de peso y las arterias funcionando adecuadamente. 

Mejorar sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular es importante para desarrollar las funciones básicas del organismo. Esto significa que mejorar tu sistema cardiovascular te permitirá tener una mejor distribución de oxígeno por todo tu cuerpo, y esto contribuirá en tu rendimiento de energía. 

Practicar jogging te ayudará, por ende, a mejorar tu sistema cardiovascular. Esto se debe a que es una práctica que amerita resistencia deportiva y por medio del cual, podrás mejorar la circulación de tus piernas y dar energía a todo tu cuerpo. 

Mejorar el estado de ánimo 

Finalmente, entre las demás cosas que mejora el jogging se encuentra la mejoría del estado de ánimo. Realizar esta práctica deportiva te ayuda a liberar endorfinas, por lo cual, cuando termines tu rutina notarás que te sientes mucho mejor. 

Por este motivo, el jogging es un excelente aliado para la ansiedad; esto te ayudará a estar de buen humor a lo largo de todo el día. 

¿Qué tener en cuenta para practicar jogging? 

Tal como te contábamos anteriormente, practicar jogging es muy sencillo y lo puede realizar prácticamente cualquier persona, sin importar su edad o resistencia física. Sin embargo, hay algunos factores que debes tener en cuenta antes de iniciar esta práctica deportiva, entre los que se encuentran los siguientes: 

Tener un control médico previo 

Puede parecer una nimiedad o pensar que ni siquiera es una exigencia importante. Sin embargo, para practicar jogging es imprescindible haber tenido un control médico previo, ya que esto te permitirá conocer cómo se encuentra tu salud física y, especialmente, tu corazón.

Esta es una exigencia fundamental para realizar cualquier otra actividad deportiva. De lo contrario, corres el riesgo de sufrir algún percance o complicación durante los entrenamientos, por no conocer tus capacidades básicas de inicio. 

No tener sobrepeso 

Aunque el jogging es una excelente práctica para mantener controlado el exceso de peso, no es recomendable empezar a practicarla cuando te encuentras muy por encima de tu índice de masa corporal recomendado. La razón es que, el sobrepeso genera estrés en el cuerpo, y desgasta rápidamente las articulaciones. 

Por ello, practicar jogging con sobrepeso puede suponer un riesgo que termine generando complicaciones peores de las que tenías al iniciar. Es por ello precisamente que se recomienda tener un control médico previo.

Capacidad de las articulaciones 

Si eres una persona mayor de edad o tienes alguna enfermedad degenerativa, es importante conocer el estado y la capacidad de tus articulaciones, ya que de lo contrario, tus articulaciones pueden no soportar el estrés del jogging y generar un desequilibrio corporal. 

En caso de poseer complicaciones en las articulaciones, derivadas de cualquier patología involucrada con la obesidad y el envejecimiento, lo recomendable es buscar otro tipo de práctica deportiva; especialmente aquellas que impliquen correr rápidamente. 

¿Cómo practicar jogging? 

Para empezar a practicar jogging, debes saber que en realidad no es una disciplina muy complicada, pero sí debes iniciar poco a poco. Esta es la única forma de evitar complicaciones derivadas del desgaste físico. 

Por ello, es necesario tener en cuenta la regla de la gradualidad, que implica iniciar con prácticas leves e ir, poco a poco, aumentando la intensidad y la frecuencia de la práctica. Puedes iniciar realizando jogging durante aproximadamente 20 minutos al día. 

Además, debes realizar estiramientos previos para preparar al cuerpo para el esfuerzo que está a punto de ejecutar. También es importante que preveas los siguientes aspectos: 

La respiración 

Al igual que en cualquier otro deporte o disciplina física, la respiración desempeña un papel fundamental. Por ello, tu respiración debe ser lenta y pausada, teniendo en cuenta que la respiración correcta es lo único que te permitirá hacer bien la práctica. 

La postura corporal 

Claro está, para ver los resultados del jogging se necesita tener una postura corporal correcta. Esto involucra colocar los pies alineados al tronco y mantener la cabeza recta, así como también posicionar los pies de forma recta, dejándolos recibir el impacto del suelo. 

Espacio  

El jogging se debe practicar sobre superficies de tierra, que no sean tan rígidas, ya que las superficies de asfalto generan un gran impacto sobre los pies. Además, debes procurar que sean zonas verdes sin mucho tránsito, para evitar la contaminación del aire que puede afectar tus pulmones. 

¿Cuál es la diferencia entre el jogging y el running? 

Muchas personas tienden a confundir el jogging con el running, porque los términos pueden sonar similares e involucran prácticas que parecen reducirse a la misma actividad física. No obstante, el jogging significa realizar trotes cortos y pausados, mientras que el running tiene una alta intensidad deportiva. 

Es por ello que, para practicar running, se requiere tener capacidades físicas desarrolladas que te permitan aguantar grandes maratones. En el caso del jogging, es accesible y puede realizarlo prácticamente cualquier persona, sin ningún tipo de experiencia previa. MuySaludable: Running y jogging, ¿en qué se diferencian?

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general