Entrenamiento funcional, ¿en qué consiste?

En la actualidad, los entrenamientos de alta intensidad son cada vez más populares, principalmente por todos los beneficios que proporcionan a tu organismo. Entre este tipo de entrenamientos, se encuentra el entrenamiento funcional, cuyas características, ventajas y beneficios te contaremos el día de hoy. 

¿Qué es el entrenamiento funcional?  

El entrenamiento funcional responde a una necesidad específica: trabajar los ejercicios adecuados para las capacidades y características de tu organismo. Por esta razón, se denomina entrenamiento funcional, pues cumple con características útiles y prácticas para las necesidades personales de cada quién. 

Es por ello que el entrenamiento funcional es completamente personalizado, pues su finalidad es la de cumplir una rutina de ejercicios determinada en relación a lo que se debe trabajar en cada organismo, bien sea el aumento de masa muscular o, por otra parte, el aumento de la resistencia física y velocidad. 

Beneficios del entrenamiento funcional 

El entrenamiento funcional te permite lograr el desarrollo integral de tu organismo. Por esta razón, proporciona una gran cantidad de beneficios que te permitirán poner tu cuerpo en forma y mejorar tu resistencia física y bienestar emocional. 

entrenamiento funcional

En ese sentido, algunos de los principales beneficios de organizar una rutina de entrenamiento funcional, de la mano de un entrenador personal, son los siguientes: 

Incremento de la capacidad muscular 

La capacidad muscular es una necesidad imprescindible en el desarrollo del organismo. En ese sentido, realizar un entrenamiento funcional te permite mejorar tu resistencia muscular y, si así lo deseas, aumentar masa muscular y tonificar el cuerpo. 

Para ello, se debe diseñar una rutina de entrenamientos personalizada que busque cumplir este objetivo específico. Algunos de los ejercicios más útiles para esta necesidad son las sentadillas en cualquiera de sus variaciones, pues te permitirán trabajar el sistema cardiovascular y la resistencia muscular. 

Mantener una mejor postura 

Un entrenamiento funcional se diseña con relación a las necesidades personales de cada persona, por lo cual, la misma sabrá que debe realizar cada uno de los ejercicios de la forma correcta, para conseguir resultados. Esto hace que la persona consiga una mejor postura corporal. 

En ese orden de ideas, la postura corporal adecuada hará que consigas un mejor equilibrio, de manera que te sientas mejor a lo largo del día y evites contracturas musculares y dolores en la espalda o las lumbares, así como también podrás evitar lesiones o desgarros. 

Quemar grasa 

La mayoría de ejercicios de un  entrenamiento funcional son ejercicios de alta intensidad, de manera que te permitirán quemar grasa y, en caso de que sea lo que desees, bajar de peso. Esta es una de las principales motivaciones para realizar este tipo de rutinas, pues los resultados se verán rápidamente, siempre y cuando realices el esfuerzo adecuado. 

Además, los ejercicios del entrenamiento funcional te darán un aspecto visual más estético a tu cuerpo. Claro está, siempre y cuando ejecutes los ejercicios adecuados a las necesidades específicas de tu organismo. 

Aumenta tu autoestima

Sin duda alguna, no hay nada que aumente más la autoestima que sentirse capacitado para realizar ejercicios de fuerza física. En este caso concreto, favorece la liberación de endorfinas, haciendo que tu cerebro consiga bienestar y te dé una mejor actitud para afrontar las actividades cotidianas. 

Por esta razón, realizar entrenamiento funcional te hará sentir mucho mejor, tras terminar cada rutina de entrenamiento. Esto te dará un mejor ánimo para afrontar el resto del día. 

Métodos del entrenamiento funcional 

Aún cuando el entrenamiento funcional es un tipo de entrenamiento personalizado, se ejecuta en función de diversos métodos o sistemas de entrenamiento existentes desde hace años en el mundo del fitness. Algunos de los métodos más usuales de estos tipos de entrenamientos son los siguientes: 

BootCamp 

El BootCamp es un tipo de sistema de entrenamiento funcional que se ejecuta especialmente al aire libre, y consiste en la ejecución de circuitos. En ese sentido, se combinan ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

Además, se hace uso de herramientas como balones, cuerdas u obstáculos preparados previamente por un entrenador profesional.  

Calistenia 

Este método específico de ejercicio se desarrolla para entrenar el cuerpo y proporcionar bienestar emocional. Por esta razón, se centra especialmente en la armonía de los ejercicios, que trabaja diferentes zonas del organismo de forma sincrónica y específica, con la finalidad de ejercitarse de manera integral, más que de aumentar masa muscular o quemar grasa.

Entrenamiento americano 

Los entrenamientos americanos son secuencias que se ejecutan haciendo uso de diferentes métodos de entrenamiento como la gimnasia. De esa forma, se trabaja todo el cuerpo de forma práctica, brindándole a la persona las habilidades necesarias para ejecutar movimientos de forma rápida y utilizar su cuerpo para obtener resultados eficaces de equilibrio y resistencia.

PaleoTraining 

Se trata, probablemente, de uno de los métodos de entrenamiento funcional más interesante. Busca ejecutar ejercicios que relacionen los movimientos de ejercicio ejecutados durante la era paleolítica, haciendo uso de ejercicios de carga que permiten desarrollar la fuerza y preparar los músculos. 

Además, se combina con una dieta coherente a la de la época paleolítica, teniendo en cuenta las realidades contextuales de la actualidad y las necesidades fisiológicas actuales. En cualquier caso, lo que busca es que la persona desarrolle sus capacidades de supervivencia, para preparar su fuerza muscular. 

Complicaciones del entrenamiento funcional  

El entrenamiento funcional debe practicarse teniendo en cuenta tus capacidades personales. Para ello, es recomendable que busques la asesoría de un entrenador profesional que te ayude a diseñar una rutina adecuada a tus necesidades específicas, para que así puedas obtener los resultados que esperabas al inicio del entrenamiento. 

Entre las complicaciones más comunes del entrenamiento funcional se encuentra la facilidad para desarrollar lesiones, pues los ejercicios que se practican son de alta intensidad, por lo que se requiere una capacidad óptima del organismo para realizar los ejercicios, de forma tal que no te desgarres o lesiones los músculos o tendones. 

El mejor consejo para evitar esta complicación común es realizar un calentamiento antes y después de cada rutina de entrenamiento funcional, para evitar lesiones y desgarros musculares. 

Vitonica: Todo lo que tienes que saber sobre el entrenamiento funcional.

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general