El flato: ¿qué es y cómo prevenirlo?

El flato es una de las dolencias más comunes al correr y, en efecto, resulta verdaderamente desagradable. La aparición repentina de este dolor imposibilita seguir corriendo de forma adecuada, por lo cual, el día de hoy te contaremos por qué aparece ésta molesta dolencia y cómo evitarla. 

¿Qué es el flato? 

Se trata de un dolor que se origina entre la zona del abdomen y el diafragma; surge de forma repentina e imposibilita continuar con la carrera o la competición. La causa de este problema es compleja de descifrar, ya que no existe una explicación oficial de las razones, pero lo que es cierto es que se origina cuando ocurre una tensión en los ligamentos del diafragma. 

Una de las teorías que explica la causa del flato determina que se origina cuando existe una dificultad para respirar de la forma adecuada. Por ello, es importante respirar de la forma adecuada, teniendo en cuenta la importancia del diafragma en el proceso, ya que de lo contrario, no ingresa el oxígeno suficiente al organismo. 

Sin embargo, existe otra teoría que dice que ocurre por problemas con el riego sanguíneo, ya que al no bombear sangre de la forma adecuada, puede originarse este molesto dolor. 

Del mismo modo, el comer o beber justo antes de empezar a correr también influye en la aparición del flato. Esto último se debe a que, cuando comemos, el intestino y las vísceras se ocupan y terminan rozándose con el diafragma, generando este malestar. 

que es el flato

Algunos consejos para evitar el flato 

Aunque es difícil determinar sus causas y no se sabe específicamente cómo se genera, probablemente reconozcas el dolor del que te estamos hablando, porque gran parte de la población lo ha padecido alguna vez en su vida. Por ello, a continuación te dejamos algunos consejos para evitar el flato: 

Lleva una alimentación adecuada

Llevar una alimentación saludable y adecuada es lo más importante para prevenir el flato. Comiendo de la manera correcta, puedes evitar la aparición de acidez y, por ende, sentir mayor bienestar al momento de correr o entrenar. 

También es recomendable ingerir alimentos como mínimo treinta minutos antes de empezar a correr. Cuando comes alimentos muy pesados justo antes de entrenar, puede aparecer el flato e imposibilitar tu entrenamiento. 

Respira de la forma adecuada 

Precisamente como te comentábamos anteriormente, la respiración correcta es una de las mejores formas de evitar el flato. La cuestión radica en que aprender a respirar correctamente es una acción que toma tiempo y práctica. 

Te aseguramos que una vez que aprendas a controlar tu respiración, prevenir la aparición del flato será mucho más sencillo. Para correr, lo recomendable es respirar por la boca, ya que este tipo de respiración es más rápida y eficaz, y permite llenar rápidamente los pulmones y rendir en el proceso. 

Beber líquido de forma controlada 

Lo recomendable es no beber líquido a lo largo de todo el entrenamiento, ya es que así puedes evitar el flato con mayor eficacia. Sin embargo, sabemos que esto es algo teóricamente imposible, especialmente en maratones o entrenamientos intensos, por lo cual, la recomendación es beber en pequeños sorbos. 

La idea de ingerir líquido cuando estás corriendo o entrenado es poder refrescar la garganta del esfuerzo que se está realizando, por ello, beber en pequeños sorbos y asegurarte de beberlo con calma te ayudará a sentir satisfecha la necesidad sin llenar todo el estómago de agua y producir el flato.

Aumenta progresivamente la velocidad  

Al correr, controlar la velocidad es imprescindible para lograr los resultados. Por ello, es importante que aumentes progresivamente la velocidad y no que inicies a correr con una velocidad muy elevada. 

Cuando inicias desde cero, inclusive sin calentamiento, a correr en una velocidad demasiado elevada, es probable que te aparezca el flato y puedas perder el rendimiento. Esto quiere decir que el calentamiento es crucial para iniciar cualquier tipo de actividad física. 

Es necesario entrenar el abdomen 

El flato es una dolencia que se presenta con gran frecuencia cuando estamos realizando actividad deportiva como correr. Sin embargo, es importante que también realices entrenamiento de resistencia, especialmente en la zona del abdomen.

Fortalecer el abdomen es ideal para prevenir el flato, porque los músculos de esta zona son los que deben encontrarse fortalecidos para poder realizar la actividad física de la manera adecuada. 

¿Qué hacer cuando aparece el flato? 

Aún cuando tomes todas las precauciones anteriormente descritas para evitar el flato, debes saber que no podrá evitarse su aparición de forma absoluta. Siempre existe la posibilidad de desarrollar esta dolencia, por lo que es muy importante saber qué puedes hacer cuando aparezca. 

Nunca pares en seco 

Cuando aparece el flato, la primera reacción es pausar de forma inmediata. Esto resulta igual de nocivo para el organismo, por lo cual, es necesario reducir la velocidad de forma paulatina hasta que puedas pausar la actividad física. 

Presiona levemente el abdomen 

Además, es recomendable presionar levemente el abdomen con la yema de los dedos, específicamente en la zona en la que duele. Esta presión debe realizarse de forma muy suave y de la mano con una respiración lenta y adecuada. 

Retoma la actividad física solo si es posible 

En algunas ocasiones, la dolencia producida por el flato puede ser demasiado elevada e impedir continuar con la actividad física. En estos casos, lo recomendable es parar y retomar la actividad en otra ocasión. 

Sin embargo, si notas que puedes respirar de forma correcta luego de pasar unos minutos de aparecer el flato, es probable que puedas también recuperar la actividad deportiva. Si no puedes, no es necesario forzarlo. 

¿Cuándo es necesario acudir a un doctor? 

Si bien es cierto que el flato es una dolencia que puede solventarse rápidamente y por tu propia cuenta, hay ocasiones en las que el dolor se puede alargar durante más tiempo y es necesario acudir inmediatamente a un doctor. 

El doctor puede indagar un poco más sobre lo que está ocurriéndote y recetarte tratamiento para mejorar la dolencia. En cualquier caso, esto es algo que solo puede realizar un médico, por lo que es imprescindible acudir a consulta si el dolor generado por el flato persiste.

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general