¿Cómo hacer ejercicio correctamente si tengo una hernia? Beneficios y contraindicaciones

Una de las preguntas e interrogantes más comunes sobre el ejercicio físico y sus condiciones es si se puede hacer ejercicio teniendo una hernia; evidentemente, sí puedes hacerlo, siempre y cuando sigas las indicaciones recomendadas para cuidarte y evitar contraindicaciones mayores. Por ello, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber al respecto. 

¿Qué son las hernias? 

Antes de hablar sobre las indicaciones para hacer ejercicio correctamente si tienes una hernia, es importante tener clara la definición y cuáles son los tipos de hernias más comunes que existen, ya que no todas las personas padecen del mismo tipo de hernia. 

En términos generales, una hernia es una especie de complicación que surge en una zona determinada del cuerpo, y se caracteriza por ser una protuberancia formada de tejidos. Se forma en la fascia, una capa sensible que se encuentra entre las capas más fuertes de la pared abdominal, por lo que las hernias más comunes son las abdominales. 

Cómo hacer ejercicio correctamente si tengo una hernia

Sin embargo, para determinar los tipos de hernias que existen, debes saber que esto se condiciona en función de la ubicación de la misma. Las hernias más comunes que existen son las siguientes: 

Hernia femoral

Se ubica en la parte inferior de la ingle. Se trata de una protuberancia mucho más común en mujeres que en hombres, ya que con mayor frecuencia, son las mujeres las que sufren de rupturas en las paredes musculares del vientre; esto da paso a la aparición de hernias. 

Hernia hiatal 

En este caso, la hernia se produce en la parte superior de la zona abdominal, específicamente en el estómago. Es un tipo de hernia muy común y se origina cuando el contenido del estómago se ve inmerso dentro del tórax. 

Hernia umbilical  

Es un tipo de hernia muy común en recién nacidos y se caracteriza por la formación de una protuberancia que surge a partir de la incapacidad de cerrarse del ombligo. Se origina con el nacimiento, cuando no se cierra por completo el músculo que rodea esta zona, y puede durar años en el cuerpo del recién nacido. 

Hernia inguinal 

La hernia inguinal es común en hombres, mucho más que en mujeres, ya que involucra los músculos de la zona reproductora masculina. Se encuentra en la ingle y puede descender hasta la altura del escroto, caracterizándose por ser dolorosa e incómoda.

¿Las hernias tienen tratamiento? 

La buena noticia es que las hernias tienen tratamiento y debe realizarse lo más pronto posible, por lo que las medidas para hacer ejercicio si tienes una hernia son temporales, en la mayoría de los casos. 

El tratamiento de una hernia es la cirugía, sin embargo, se trata de una cirugía mínimamente invasiva en la que el doctor reparará el tejido que se encuentra abierto. Esta cirugía no causa complicaciones y tiene una rápida recuperación. 

Consejos para hacer ejercicio correctamente si tengo una hernia 

De buenas a primeras, hacer ejercicio si tienes una hernia es una realidad completamente posible. Sin embargo, siempre es recomendable acudir a una valoración médica previa, antes de iniciar una rutina de entrenamiento. 

La visita a un médico profesional te permitirá conocer cómo se encuentra tu estado de salud general y personalizar las recomendaciones a aquellas actividades que puedes o no realizar, según el tipo de hernia que tengas y el tamaño de la misma. Sin embargo, puedes hacer uso de las siguientes recomendaciones: 

Realizar ejercicios suaves 

Debes saber que para hacer ejercicio correctamente si tienes una hernia, tienes que tener un conocimiento sólido de tu umbral de dolor y saber reconocer cuándo es el momento adecuado para parar. 

Por ello, es recomendable que inicies poco a poco, realizando ejercicios suaves. Se recomienda caminar durante algunos minutos o hacer uso de la bicicleta elíptica, y en la medida en la que vas trabajando tu resistencia, puedes ir aumentando la intensidad de los ejercicios.

Aprender a identificar cuando ha llegado el momento de parar 

Tener una hernia no es una limitación para realizar actividad física, pero sí es una complicación que debes tener en cuenta en todo momento. Al aprender a identificar tu umbral de dolor, también sabrás cuándo es el momento adecuado para pausar la actividad física, si empiezas a sentir dolor. 

No obstante, no debes anticiparte al dolor. Si empiezas a hacer ejercicio pensando en que en algún momento te va a doler, no podrás disfrutar el entrenamiento en absoluto; y tampoco estarás en paz, porque te mantendrás pensando todo el rato en los peores escenarios. Por ello, debes tomarlo con calma, pero saber cuándo ha llegado el momento de parar. 

Ten cuidado con el peso 

No pretendemos decir que no puedas realizar ejercicios que involucren el levantamiento de peso o el uso de máquinas especiales. Sin embargo, sí debes tener cuidado cuando pretendas incluir este tipo de características en tus rutinas de entrenamiento. 

Lo más prudente es iniciar levantando poco a poco. Para ello, debes iniciar sin nada de peso en lo absoluto y, posteriormente, ir incorporando poco peso. Nunca es recomendable levantar pesos muy exagerados, ya que corres riesgo de sufrir complicaciones por la hernia. 

Ejercicios posturales 

Por supuesto, mantener una postura adecuada es importante para realizar cualquier tipo de ejercicio físico, sin importar si tengas o no hernias. Pero si deseas saber cómo hacer ejercicio correctamente si tienes una hernia, la postura es algo que no puedes olvidar en lo absoluto. 

Mantener las posturas adecuadas durante tus rutinas de entrenamiento te permitirá mantener tu cuerpo y tu espalda protegido, así como también evitar lesiones que puedan complicar tu hernia. Para ello, también es recomendable realizar calentamientos y estiramientos antes y después de cada rutina. 

¿Qué deportes son recomendables? 

Ahora que conoces las mejores recomendaciones para hacer ejercicio correctamente si tienes una hernia, debes saber que existen algunas disciplinas o entrenamientos que son mucho más recomendables; esto debido al mínimo nivel de exigencia que requieren y a que, en la mayoría de casos, no es necesario levantar peso. 

Por ejemplo, la práctica de natación te permitirá mantener tu salud cardiovascular y tu resistencia física, sin tener que esforzar demasiado al cuerpo ni a la zona en la que tengas la hernia. Medical News: Hernias, causas, tratamientos y diagnostico.

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general