Cómo aliviar una contractura muscular en el cuello

La contractura muscular o dolor en el cuello es uno de los males más comunes en la sociedad en la actualidad. Esto se debe a la mala postura que adoptamos al caminar, al estar horas frente a un ordenador o hasta al momento de dormir. La importancia de una buena postura corporal es bastante significante para prevenir una contractura muscular en el cuello. 

¿Quién no ha sufrido una contractura muscular? Desde cargar sobrepeso hasta tener una mala posición al sentarnos nos da el mal resultado de un dolor en el cuello que puede ser fuerte y molesto. Aunque en algunos casos se presente leve, de igual manera hay que tratarlo, ya que puede traer consecuencias muy graves. 

Qué es una contractura muscular

Para poder prevenir o atacar una contractura muscular es necesario conocer lo que es una contracción muscular. Fácilmente podemos saber por su nombre que es una contracción en el músculo. Este tipo de contracción puede presentarse de manera involuntaria o continua, lo que provoca que el músculo esté con tensión constante. 

Para definir en pocas palabras una contracción muscular, es sencillamente decir que se trata de una lesión. Y aunque es bastante común entre atletas y deportistas profesionales, es importante tratarlas con tiempo. 

Causas de una contractura muscular en el cuello

Un punto importante a tener en cuenta sobre la contractura muscular es que puede causar, de esa manera se podrá evitar este problema. Veamos las causas más comunes de una contractura muscular:

  • Temperaturas frías. Es importante saber que los músculos son sensibles a las temperaturas. En el caso de las temperaturas frías los músculos suelen contraerse mucho más, lo que hace que inconscientemente se adopte una postura tensa y forzada. 
  • Mala postura. Una de las causas más simples y comunes de una contractura muscular. Muchas veces nos sentamos en una silla sin apoyar la espalda o lo hacemos de manera incorrecta, si esto ocurre por mucho tiempo, el cuerpo estará tomando una postura forzada. También es muy común que nos sentemos mal frente al ordenador o usando nuestro teléfono móvil bajemos la cabeza por mucho tiempo, ocasionando un dolor fuerte en el cuello. 
  • Estrés. Cuando tenemos estrés o algún problema o preocupación encogemos los hombros, este es un acto que hacemos inconscientemente, pero es realmente perjudicial para la parte alta de la espalda y cuello, causando una de las contracturas más comunes, que son las llamadas tensionales. 
  • Hacer ejercicio o practicar un deporte sin previo calentamiento.  Muchas veces le exigimos a los músculos un esfuerzo mayor al que puede realizar, y sin haberlo preparado. Cuando esto ocurre se genera una fatiga muscular y con ella la aparición de una contractura muscular. 
contractura cervical

¿Cómo aliviar una contractura muscular en el cuello?

Si ya has identificado la causa de una contracción muscular será importante comenzar a tratar el problema antes que empeore. A continuación, indicaremos algunas recomendaciones para aliviar una contractura muscular en el cuello. 

  • Aplicando calor en la zona del cuello

Seguramente te has preguntado en estos casos si se debe aplicar frío o calor para aliviar las contracturas. Es importante saber que el frío se debe aplicar en las primeras 48 horas luego de haber sufrido la lesión, el frío se recomienda ser aplicado para lesiones como torceduras, esguinces y contusiones. 

En el caso de las contracturas musculares en el cuello, como lo indicamos anteriormente, son producidas por sobrecargas en la zona, entonces será mejor aplicar calor para aliviar el dolor. La temperatura de calor un poco fuerte puede hacer que fluya mejor la sangre en la zona y relaja el músculo afectado. 

En conclusión, la aplicación de calor en la zona afectada ayuda a aliviar el dolor. Expertos recomiendan que el calor sea aplicado en cortos periodos de tiempo, varias veces al día y con un tiempo máximo de 15 minutos máximo. También es importante resaltar que la temperatura debe ser bien controlada, ya que si es muy elevada puede causar quemaduras o daños en la piel. 

  • Hacer ejercicios de estiramiento suave.

Expertos recomiendan que hacer ejercicios de manera controlada y que sean lentos y suaves pueden ayudar considerablemente a aliviar los dolores que produce una contractura muscular. 

  • Hacer automasaje. Una manera de actuar sobre una contractura muscular es haciendo automasajes. Uno de los más recomendados es presionar la zona donde hay dolor, hasta el punto que se pueda soportar, manteniendo la presión hasta lograr que el dolor desaparezca, esta acción se puede repetir hasta dos veces para ir viendo mejoras. Es importante ir palpando el cuello hasta hallar la zona que está afectada. 

Si ninguna de las anteriores recomendaciones funciona y el dolor por la contractura muscular persiste, entonces será mejor que acudamos a un profesional para que pueda aplicar métodos que logren aliviar el dolor, algunos de esos métodos son:

  • Aplicación de masajes terapéuticos. Con estos masajes se logra un efecto que relaja la musculatura, además de ayudar a reparar los tejidos aumentando el aporte de sangre.
  • Aplicación de la electroterapia. Se aplican ondas, ultrasonidos o microondas que atraviesan los espacios intercelulares a varios centímetros de profundidad. Se puede pensar que esta técnica emite calor directo, pero no es así, en realidad lo que ocurre es que las ondas pasan entre las células y aumenta la energía cinética con la temperatura.  
  • Aplicación de termoterapia. Aunque es un poco menos efectiva que la electroterapia, en ésta se aplica el calor con una lámpara especial de rayos infrarrojos.

Consejos para evitar sufrir contracturas musculares en el cuello

Todos podemos llegar a sufrir una contractura muscular, es por ello que es importante conocer cómo podemos prevenirlo. 

  • Si trabajas mucho tiempo frente a un computador, usa una silla adecuada para la postura correcta de la espalda.
  • Para dormir usa un colchón que esté firme.
  • Para levantar objetos pesados o no, es importante agacharse con la espalda recta y con cuidado. 
  • Haz precalentamiento antes de comenzar una rutina de ejercicios o practicar un deporte. 

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general