Capacidades físicas básicas. Evolución, factores y desarrollo

Las capacidades físicas básicas determinan la condición física de un ser humano. En ese sentido, es importante conocerlas y saber cómo trabajarlas para conseguir un pleno desarrollo que brinde bienestar al organismo y serenidad mental. Por esta razón, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber al respecto. 

¿Cuáles son las capacidades físicas básicas?  

Para practicar un deporte o una disciplina que amerita esfuerzo físico, es necesario haber desarrollado correctamente las capacidades físicas básicas, pues estas serán las que determinen el éxito en cualquier esfuerzo físico que se realice. En términos generales, estas capacidades físicas son cuatro, definidas como fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad.

capacidades fisicas basicas

Fuerza 

La fuerza es una capacidad que se obtiene producto de la tensión o contracción muscular. La misma permite superar resistencias que provengan de factores internos o externos. Por esta razón, se trata de una capacidad física básica imprescindible que le dará a una persona la posibilidad de realizar otro tipo de movimientos y funciones. 

La fuerza es una capacidad que se trabaja desde los inicios de la vida humana y va aumentando de manera progresiva. Evidentemente, la fuerza de un bebé no se puede comparar a la capacidad de un adulto, aunque en algún momento, todos hemos tenido la fuerza de un bebé. 

Sin embargo, el desarrollo de la fuerza alcanza su primer punto álgido alrededor de los 12 años, cuando las hormonas segregadas por la pubertad permiten un incremento de la capacidad, aunque no es sino hasta los 25 años cuando se alcanza las mayores capacidades de fuerza posible.

Las capacidades de fuerza de una persona se ven sujetas a factores como el entrenamiento y la alimentación, por lo cual, cuando no se sigue una dieta balanceada y se realiza ejercicio de forma constante, es bastante posible que no se desarrolle la fuerza de forma adecuada. 

Tipos de fuerza 

Hay algunos especialistas que sostienen la idea de que una persona puede desarrollar diferentes tipos de fuerza, con la finalidad de cumplir funciones específicas. 

Fuerza rápida 

La fuera rápida se obtiene cuando se realizan ejercicios que ameriten desarrollar estas capacidades físicas básicas en cortos períodos de tiempo. De esa manera, se genera una mayor exigencia sobre el organismo y es una acción empleada por muchos entrenadores profesionales.

Fuerza lenta 

Por medio de la fuerza lenta, una persona puede desarrollar todas sus potencialidades relacionadas con esta capacidad. Se realizan grandes esfuerzos en mayores períodos de tiempo, de manera que se genera una exigencia constante sobre los músculos.

Resistencia 

La resistencia es una de las capacidades físicas básicas más importantes. Se refiere a la habilidad de sostener una actividad física intensa y demandante durante un límite establecido de tiempo. 

La resistencia es la que permite realizar diferentes tipos de ejercicios, que naturalmente pueden resultar complejos o muy exigentes. Por esta razón, un personal trainer se toma la tarea de personalizar planes de entrenamiento, en función de las capacidades físicas básicas de cada persona. 

De forma evolutiva, tal como pasa con otras capacidades físicas básicas, la resistencia es una cualidad que se va desarrollando progresivamente. La mejor edad para trabajarla es a partir de los 11 a 14 años, cuando las palancas motoras se empiezan a desarrollar. 

Tipos de resistencia 

La resistencia se puede desarrollar de diversas maneras, en función de lo cual se determinan sus tipos, conocidos como: 

Resistencia aérobica 

Por medio de este tipo de resistencia, una persona puede realizar actividad física de alta intensidad durante un tiempo prolongando. Este tipo de resistencia ayuda a trabajar la reacción muscular frente al cansancio. 

Resistencia anaeróbica  

En este caso, se realizan actividades físicas de alta intensidad durante períodos de tiempo muy reducidos, de manera que prácticamente no hay intercambio de oxígeno. Por ello, es una alternativa de gran utilidad para mejorar la salud física y las condiciones cardiovasculares. 

Velocidad 

La velocidad es una de las capacidades físicas básicas más necesarias para lograr resultados eficaces y duraderos. Para ello, el factor más importante es el tiempo, que permite realizar movimientos o actividades en la menor cantidad de tiempo posible. 

Por esta razón, se desarrolla de forma paulatina y una velocidad adecuada es el resultado de múltiples entrenamientos y esfuerzos. Al igual que con las capacidades físicas básicas anteriores, se empieza a desarrollar cuando la persona llega a la adolescencia y, por medio de la pubertad, desarrolla funciones básicas. 

Sin embargo, para mantenerse a lo largo del tiempo, es necesario tener hábitos saludables que involucren el ejercicio físico constante y el entrenamiento de algún deporte de intensidad moderada o alta. 

Tipos de velocidad  

Aunque algunos autores ofrecen otras clasificaciones de la velocidad, la clasificación más común de esta capacidad física básica se da de la siguiente manera: 

Velocidad cíclica 

Al hablar de velocidad cíclica, se refiere a la actividad física que se realiza de forma constante y repetitiva. Un ejemplo de este tipo de velocidad es correr, pues para lograrlo se necesita tener una velocidad constante que permita realizar el mismo movimiento de forma cíclico.

Velocidad acíclica 

En este caso, se trata de movimientos que demandan una velocidad específica y no repetitiva. Se genera como producto de una acción determinada como, por ejemplo, realizar el lanzamiento de una pelota. 

Flexibilidad

Basándose en las posibilidades que brinda la elasticidad muscular, la flexibilidad es una de las capacidades físicas básicas que busca aprovechar la elasticidad de las articulaciones. En ese sentido, es de gran ayuda para evitar lesiones o dolencias al aprovechar cualquiera de las otras capacidades físicas básicas. 

En este caso, se trata de una capacidad física que se trabaja desde los inicios de la vida humana aunque, por el contrario, es la capacidad que más rápido se degenera. 

Tipos de flexibilidad

 En cuanto a los tipos de flexibilidad, la clasificación responde a las siguientes categorías: 

Flexibilidad dinámica

Se realiza cuando se buscan realizar movimientos de gran amplitud, por lo cual, las contracciones son una realidad mucho más latente.

Flexibilidad estática

En este caso, el movimiento es muy leve y no genera consecuencias dolorosas en el cuerpo porque el grado de movilidad está muy reducido. 

Otras capacidades físicas 

Aunque estas cuatro son las capacidades físicas básicas, hay quienes consideran la existencia e importancia de las capacidades físicas complementarias, conocidas como la motricidad, el equilibrio y la coordinación. 

Mi nombre es Mikel Ortandia y soy Licenciado en fisioterapia y entrenador fitness por la University of Oxford y la Johns Hopkins Medicine -Conóceme más -Referencias -Referencias -Referencias

Globalsaludfarma
Logo
Enable registration in settings - general